Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar esta web, recoger y analizar datos de acceso y uso,
incluir funciones sociales y compartir. Si continúa navegando, consideramos que acepta. Para cambiar la
configuración u obtener más información:

patentes oepm

Año tras año, las estadísticas de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) nos permiten analizar la evolución del sector de las patentes y marcas. Ahora, con el ejercicio de 2015 cerrado, y tras superar el primer trimestre de 2016, se pueden hacer nuevas lecturas de las estadísticas que nos traen desde la OEPM. Así, los datos ponen de manifiesto el verdadero reto al que se enfrenta la economía de hoy: su orientación a mercados globales, competitivos y que requieren de productos y servicios que respondan a necesidades altamente exigentes.

 
 
Los datos de presentación y registro de patentes, diseños industriales, nombres comerciales y macas son sintomáticos y suficientemente claros.

En este sentido, los llaman especialmente la atención los que siguen:
  • Desde 2012 hasta la actualidad, las solicitudes de patentes nacionales se han reducido cerca de un 15%, pasando de 3.361 patentes nacionales presentadas en 2012, a las 2.882 que se presentaron durante todo 2015.
  • En 2015, se ha producido una caída fuerte en el volumen de modelos de utilidad registrados y, tras dos años de subidas interesantes (en 2013 y 2014), la cifra cae con un 8% por debajo de los datos de 2012(!!!).

>> Tras una caída del 15% en 4 años, 2016 no es muy esperanzador: si comparamos las patentes presentadas con las de 2015 el primer trimestre registra ya un retroceso interanual.

Nadie debe perder de vista que tanto las patente como los modelos de utilidad encarnan, en realidad, el ADN de la innovación, pues es el elemento de protección de los productos y procedimientos orientados a la novedad industrial.

Caen las patentes, se mantienen planas las marcas, y aumenta el registro de diseños industriales y nombres comerciales

Por el contrario, los elementos que hacen referencia a aspectos de posicionamiento de marca, identidad empresarial, se han mantenido o han vivido un significativo aumento:

  • El año 2015 se cierra con ceca de 2000 nuevos registros de diseños industriales, un tipo de protección que ha crecido un 20% en los últimos cuatro años.
  • El volumen de marcas registradas en España sigue siendo alto con cifras que se sitúan cerca las 45.000, con datos casi planos (crecen un 1% en los últimos cuatro años).
  • Alcanzan un crecimiento del +50% el volumen de registros de nombres comerciales, que pasan de 4.998, en 2012, a los 7.475 al cierre de 2015.

Un modelo productivo industrial cada vez menos innovador

La conclusión que uno saca es que el modelo productivo nacional vive orientado a un perfil de empresas cada vez menos industrial, y la empresa española se orienta a estrategias de posicionamiento mercadotécnico, más que al desarrollo de lo que entenderíamos por innovaciones técnicas y procedimentales.