“Hasta hace poco, el deterioro que pudiera sufrir la marca no estaba entre las prioridades de los principales gestores empresariales del mundo. Sin embargo, la situación ha cambiado y ahora es una de las tres amenazas que más preocupan a los CEO de las grandes corporaciones”. Así se desprende de un reciente estudio Global CEO Outlook 2017 realizado por KPMG a nivel mundial, como ha explicado Fernan-
do Serrate, socio responsable de KPMG en Catalunya, Baleares y Andorra. 

[ver noticia original]