Un informe del año pasado de la OCDE y de la agencia europea ­EUIPO ya había alertado sobre el aumento de la piratería, cuyas copias ilegales, que vulneran los derechos de exclusividad de la marca, ya representan el 2,5% del comercio mundial. Doce meses después, un nuevo estudio presentado ayer en el marco del congreso mundial de la Asociación Internacional de Marcas (INTA), que ha tenido lugar esta semana en Barcelona, ha puesto al día aquellos datos para llegar a la conclusión de que, lejos de disminuir, el fenómeno está destinado a aumentar en el próximo lustro.

[VER ARTICULO ORIGINAL EN LA VANGUARDIA]